Hojeadas de arte, cultura y educación

 

anthonyrivera_promotor_fadcanic_palmereando_solangesaballos_campanacambiaahorasolohazlo

Anthony tiene una voz muy expresiva. Se entusiasma mucho al hablar de su nueva vida, libre de toxicidad. Su voz se torna anhelante cuando habla de su pasado, de las dificultades que tuvo que vencer para superar sus problemas de adicción.

Después de participar en la campaña Cambia Ahora, Solo Hazlo en 2015 el gran deseo de Anthony era crear un grupo de apoyo para jóvenes que padecían adicción al alcohol y demás drogas. Durante su participación en la campaña Anthony trabajó como promotor comunitario, organizando eventos con personas en recuperación de su adicción en colegios y comunidades.

A sus 23 años es uno de los fundadores y coordinadores del proyecto ‘Un rayo de luz’, el cual ayuda a jóvenes que padecen adicción a las drogas. FADCANIC colaboró con este proyecto, de modo que Anthony pudo ver su deseo cumplido.

Gracias a su propia historia y al apoyo de muchos voluntarios Anthony ha sido capaz de transformar la vida de muchos chavalos de la Costa Caribe del país para que abandonaran el consumo de drogas.

Contános un poco sobre vos. ¿Cómo es tu día a día actualmente?

Primeramente, agradeciendo a Dios por la salud, la vida, la familia y todos los seres que me rodean. Hoy en día puedo decir con mucha seguridad que mi vida no es la misma de ayer. He tratado y he intentado ser diferente a la persona que fui ayer, poco a poco luchando. Ya no vivo los mismos patrones de conducta, ya no sigo en los mismos pasos, no ando en las calles, no me junto con los amigos con los que compartía en las esquinas, con los que yo caminaba de madrugada consumiendo, no ando causando problemas a la familia, ya mi familia descansa hoy en día, no se preocupan de a qué hora podría venir a causarles molestia. La sociedad ya descansa un poco.

He intentado ser diferente cambiando mis actitudes, comportamientos, manera de pensar y forma de ser.

¿Cuándo y cómo decidiste cambiar tu estilo de vida?

Fue un 19 de abril en 2015 por la noche que empecé a hablar conmigo mismo, a preguntarme porqué yo estaba sufriendo de tal manera por el consumo. Miraba a muchos jóvenes que eran libres y felices, que vivían bien junto a su familia, no le hacían daño a nadie ni así mismos.

¿Por qué solo a mí me tocó vivir una vida de sufrimiento? Entonces tuve que darme cuenta que a como ellos pueden, yo también podía. Solo era decirles no a las drogas, no al alcohol. Basta. Suficientes problemas me habían traído a mi vida.

Fue ese mismo año, en marzo, que perdí a mi madre en el hospital de Puerto Cabezas. Recuerdo sus últimas palabras: “Hijo, si saliste de la cárcel, ya no vuelvas ahí (…) sé cómo estás sufriendo, cómo me hacés sufrir. Por lo menos has algo por mí, cambia tu vida y así partiré feliz al más allá. Tu vida tendrá un mejor futuro, solo aléjate de las drogas”. Fueron palabras que me impactaron y me movieron las emociones al punto de llorar como un bebé recién nacido.

Yo quería ser diferente, y se lo prometí a mi madre. Después de un mes y tantos días, decidí pedir ayuda profesional, porque yo sentí que solo no podía.

¿Cuándo surge tu interés por ayudar a personas con problemas de drogas?

Surgió cuando fui a un centro de rehabilitación y empiezan a trabajar según mi problema personal. Alguien me sugirió que lo que yo aprendí adentro lo pusiera en práctica fuera, después se salir del centro. Pasé un tiempo dedicándome a mí mismo y cuando me di cuenta que el resultado era positivo dije: “si yo puedo y pude salir de ese mundo, con mi mensaje y ejemplo, y el servir a los demás a través de la palabra, quizás llegue al corazón de muchos jóvenes”.

¿Qué técnicas usas para ayudar a los jóvenes a tomar conciencia de que pueden dar ese cambio para mejorar sus vidas?

Dejar de autoconmiserarse, dejar el egocentrismo, la soberbia. Tener una nueva actitud positiva, portarse humilde cuando se pide ayuda, ser sincero con uno mismo, dejar de mentir, empezar a accionar para lograr un cambio. Tener fe y fortaleza, creer que sí puede cambiar. Apegarse a las personas que lo apoyan, recordar su pasado y no lamentarse. Darse cuenta de que existen muchas maneras de fortalecer la mente, una de ellas es meditar y reflexionar pensando en las cosas buenas y en un mañana, cómo sería su vida sin alcohol ni drogas.

No tener complejos, pena ni miedo de compartir su pasado porque eso puede ser un arma poderosa para liberarse de la vida de desgracia y miseria. Compartir con los amigos y familia que te rodean.

¿Qué le aconsejarías a los jóvenes que no cuentan con el apoyo de su familia y usan las drogas como escape?

Que no es la mejor manera de solucionar una situación o problema familiar. Las drogas solo empeoran la vida y hacen que el adicto se autoexcluya de la familia y la sociedad. En esos momentos de rechazo más se tiene que aferrar a luchar para salir de esa vida, buscar ayuda, dejando atrás las críticas. Prometerse a uno mismo que va a cambiar, creyendo en su capacidad.

Anuncios

“Por un chingastito más, por un chingastito más” – Danilo Norori

el antinarcotraficante_campana cambia ahora solo hazlo FADCANIC_cuentos sobre cocaina drogas_cuentos educativos sobre drogas_cuentos sobre narcotrafico_solangesaballos_palmereando_fadcanic

Un cuento sobre drogas del mar

Patrocinado por FADCANIC

Glen había pasado un arduo día de trabajo. El sol había dejado marcas ardientes sobre su piel oscura, salobre por las olas, y la pesca no había resultado como esperaba: entre pequeños pescados, camarones chiquititos y una medusa intrusa, había apenas recogido 2 libras de frutos marinos.

Miró, asolado, hacia el inmenso océano como si deseara dedicarle una plegaria con la mirada. Paseaba los ojos sobre la superficie, cuando repentinamente vio varios rectángulos blancos sumergiéndose. Sin dudarlo un segundo, dirigió la proa hacia estos antes de que el mar terminara de tragárselos.

Glen sabía que eran grandes barcos colombianos los que, al verse perseguidos, liberaban kilos y kilos de su comprometedora carga que a veces se hundía sin remedio, pero a veces aparecía barras entre las redes de algún pescador.

cocaina_campana cambia ahora solo hazlo FADCANIC_cuentos sobre cocaina drogas_cuentos educativos sobre drogas_cuentos sobre narcotrafico_solangesaballos_palmereando_FADCANIC

Efectos de la cocaína

 

Cuando pudo sacar kilos y kilos a la superficie se dio cuenta que tenía lo suficiente para dejar de trabajar de pescador, mudarse a alguna ciudad lejana y darse la gran vida de un narco en ciernes.

En su comunidad no era extraño que aparecieran voceros compatriotas de los poderosos narcos colombianos. Esos prometían riquezas a cambio de que los jóvenes se aliaran a ellos en la venta de droga. Muchachas bonitas se les ofrecían por unas cuantas rayas y billetes.

 

narcotrafico_campana cambia ahora solo hazlo FADCANIC_cuentos sobre cocaina drogas_cuentos educativos sobre drogas_cuentos sobre narcotrafico_solangesaballos_palmereando_fadcanic

¿Qué es el narcotráfico?

Sin embargo, Glen sabía lo que estos polvos causaban en la población caribeña: los adolescentes e incluso niños dejaban los estudios por meterse a una vida de excesos, en la cual terminaban por ser jóvenes de figura esmirriada que eran capaces de cualquier acto delincuencial con tal de procurarse otra raya, o bien, unas pocas piedras de crack.

crack_campana cambia ahora solo hazlo FADCANIC_cuentos sobre cocaina drogas_cuentos educativos sobre drogas_cuentos sobre narcotrafico_solangesaballos_palmereando_FADCANIC

Efectos del crack

Por otra parte, no todos los pescadores eran tan considerados como Glen. Iban a las escuelas de los pequeños a ofrecerles bolsas de coca colombiana hasta convencerlos. No era tarea difícil con la juventud que tenía problemas en casa, y como era una comunidad pequeña los vecinos conocían los asuntos de los otros igual de bien que los propios. Identificar muchachitos vulnerables era sencillísimo. Algunos pescadores, más visionarios, conseguían establecerse en el turbio negocio del narcotráfico y formar redes de vendedores-clientes que se ramificaban a lo largo de las costas e incluso más allá de las áreas marinas limítrofes.

Glen conocía muy bien la coca, la había probado. Al principio fue por curiosidad, y luego la usó porque sentía que lo llenaba de energía para soportar las duras faenas del mar, luchando entre las olas para llevar sustento a su hogar. Aunque se sentía energizado luego se daba cuenta que le costaba conciliar el sueño por las noches, que la coca era cada vez más cara y que le dolía el pecho. La dejó una tarde que sufrió un infarto que casi deja sin sustento a su madre y hermanos pequeños.

Pero había muchos otros que se enganchaban y se volvían el azote de su barrio, robando hasta a sus propios familiares, amenazando a los vecinos y aterrorizando por las noches a los turistas cuando estos se negaban a darles limosna.

Glen dudó. Sus hermanos pronto necesitarían ir a la escuela, su mamá padecía asma y cada día le costaba respirar más sin los medicamentos necesarios. Su diminuta casa de 2 cuartos los hacía sentir hacinados y para colmo había una joven que le interesaba, pero no quería ofrecerle una vida de pobreza.

Glen suspiró. Lentamente dejó caer la red de la fortuna como ofrenda al mar. Giró hacia las costas. El horizonte del atardecer era rosado, morado, naranja… Alzó su mirada al cielo. Mañana sería un gran día de pesca, pues tenía la conciencia tranquila y el porvenir lleno de esperanzas.

26 de junio lucha contra drogas_campana cambia ahora solo hazlo FADCANIC_cuentos sobre cocaina drogas_cuentos educativos sobre drogas_cuentos sobre narcotrafico_solangesaballos_palmereando_fadcanic

Importancia de prevenir el tráfico ilícito desde las comunidades.

¿Te gustaría saber más acerca de cómo ayudar a jóvenes en riesgo de consumo de drogas? Hacé clic en la campaña Cambia ahora, solo hazlo.

GabrielRayo_percusionistanicaragüense_congas_barElPanal

Gabriel Rayo, en un momento de éxtasis sublime.

Gabriel Rayo, de 25 años, es un joven músico cuya trayectoria artística ha estado ligada desde sus inicios a El Panal, negocio que sus padres montaron hace 26 años.

*Por Solange Saballos
Fotografia por Danilo Castañeda

Es pasado medio día en El Panal. Alrededor de mi mesa hay muchos comensales disfrutando de comer juntos; la música suena a un volumen alto, pero moderado, y yo espero a uno de los tantos artistas que he entrevistado en este bar.

Mientras espero y Danilo prepara su cámara, reposo mi vista en las maceteras que cuelgan de la pared de al lado, cuyo verdor llena de frescura la estancia, dando un toque del bosque tropical seco al local. La bohemia asidua de los alrededores de la famosa parada de la Universidad Centroamericana ha encontrado su hogar en este bar, el cual les ha tenido las puertas abiertas desde hace 26 años.

Este negocio familiar ha encontrado un digno relevo en un muchacho de figura robusto y semblante serio que llega a nuestra mesa. Le ofrezco un vaso de cerveza, pero lo rechaza, aduciendo que no toma mientras trabaja.

Cuando Gabriel Rayo no está atendiendo, de mesa en mesa, comiendo su almuerzo, recibiendo clases en la Universidad Nacional de Ingeniería, preparándose para su examen de cinta negra en Karate, o colaborando en la diaria faena de colaborar en el negocio familiar, se dedica a ensayar con un grupo de músicos: cada palmada que da a las congas se acompasa con los latidos de su corazón.

  • Primeras influencias: el rock, MTV y Los 10 más pedidos

Cuando era adolescente, Gabriel, como muchos nacidos en la última década del siglo XX, encendía la tele y sintonizaba MTv (cuando aún valía la pena), y se entretenía con el programa más popular del canal: “oía más punk rock, escuchaba las bandas del programa Top10 de Gabo Ramos. Así fue como empecé a entrar en la música. También me gustaba la música más instrumental y clásica. Hubo un tiempo en que escuché reggaetón y rap”.

A pesar de su interés, Gabriel aún se encontraba indeciso. Su hermano tocaba piano y cantaba, pero él aún no se decidía por un instrumento. Como le gustaba mucho el rock se decidió por la batería. Pero su mamá no sabía a qué profesor encomendarlo, y no estaba del todo de acuerdo.  Después de un mes de rogarle, le ofreció una opción: “Al que conozco que te puede dar clases es a Chepe Conga”.

­ Pero a mí lo que me gusta es el rock.

­ Ah no, esto es lo que te ofrezco. Tomálo o dejálo. Después te pasás al rock.

-Déeeeleee pueees.

“Mira Chepe, si este chavalo no soca, no sirve, desengañalo. Decile que no, para que no perdamos tiempo”, le advirtió doña Marjorie al músico. Afortunadamente, la intuición de Gabriel no se había equivocado, y pudo mantener la entereza mientras daba sus primeras palmadas al compás del maestro. “No me di cuenta cuando ya estaba enamorado de la percusión” declara.

Rayo cita a músicos como Poncho Sánchez, Giovanni Idalgo y Ray Barreto: “siempre los clásicos, uno parte de los cimientos antes de incursionar en nuevas tierras y horizonte. Los grandes artistas de la Fania, han influido en mí como no tenés idea porque crecí escuchando esas canciones”.

“También escuchaba trova, a Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Vicente Feliú distintos trovadores que actualmente me han ayudado a madurar mi sonido”.

Asimismo, Gabriel aprecia el aporte que las mujeres músicas han tenido en su formación: “Tania Libertad fue una de las primeras cantautoras que influyó en mí. El punto de partida para conocer la percusión peruana: Eva Lión, Susana Baca y más artistas suramericanas como Mercedes Soza. Carolina Cohen es argentina y conoce mucho de ritmos suramericanos en general. Canta, compone, toca batería y percusión. Es increíble, eso me motiva a seguirle dando”.

GabrielRayo_percusionistanicaragüense_baquetas_congas

Gabriel Rayo empuñando las baquetas

  • Las cualidades de un buen percusionista

Gabriel empezó a investigar sobre distintos ritmos y géneros musicales tales como los latinos, orientales, africanos y muchos otros más. Un descubrimiento que lo impactó fue darse cuenta que casi en todos los pueblos existe un tambor. “Me di cuenta que era un mundo fascinante en el que tenía muchísimo por estudiar y aprender”.

Gabriel posee dos cosas esenciales: la pasión y la curiosidad suficiente para investigar. Mientras hacía gala de sus conocimientos, le pregunté cuáles eran las cualidades necesarias a las que debía aspirar un percusionista.

Primero mencionó la humildad ante todo. Después vino la parte difícil: la disciplina, en la que acepta flaquear a veces, pues de repente se ve absorbido por sus demás actividades y no practica, pero no deja de saberlo necesario, y nunca deja de hacerle falta. La perseverancia aparece como la tercera en ser enumerada, pues Gabriel está consciente de que siempre hay algo nuevo que aprender.

Después de recalcar la importancia de los valores, Gabriel se pone técnico. Comienza a explicar que es necesario “saber poner el tiempo, y a la vez dejarte llevar por la melodía, por la armonía y los demás instrumentos”. Me suena difícil encontrar el equilibrio, suena parecido a degustar un pedacito de chocolate sin intentar devorar la barra de un bocado. Dosificar la intensidad de su compás sin sucumbir ante la tentación de ser la estrella no es tarea fácil.

Por esta razón, comunicarse bien con los otros músicos es otra de las claves que nos descubre. “Nunca tocar de manera pretenciosa ni impetuosa porque, ¿de qué sirve meter 20 floreos, adornos tras adornos en cada compás de la canción, si lo que hiciste fue ensuciar la canción y no llevaste una buena base, o bien te perdiste? Por cada improvisación te podés perder. Eso es un peligro latente”.

“En esto de la percusión lo más importante es conocer los patrones: seguir un patrón rítmico, saber explotarlo y meterle tu propia firma”, aconseja.

Como un estudiante que ha logrado encontrar a un ser lo suficientemente generoso como para compartir, y lo suficientemente genial como para alcanzar la sabiduría, y que además consigue seguir los pasos para alcanzar sus propios objetivos, Gabriel no vacila cuando enumera a las personas que han marcado un antes y después en su formación artística.

  • La alegría de crecer entre artistas

Los músicos que llegaban a tocar al bar de sus padres facilitó enormemente el aprendizaje de Gabriel, en particular su maestro, Chepe Conga. Muy agradecido, Gabriel cita a otros músicos como “Milton Guillén, uno de los primeros en darme la oportunidad de tocar en un grupo musical. Me decía: ‘Gabito, vení metete, vení toca’”. Menciona también a Richard Loza, Eduardo Araica, la banda Stacatto y Mario Montenegro.

“Hemos crecido con la gran familia de El Panal rodeados de músicos. Los panaleros de siempre han influido de manera increíble en mí, pues crecimos rodeados de músicos como Milton, Chepe, Fernando, Julio Medina, Julio Vásquez, Miguel Ángel Oviedo, Arnulfo Oviedo, Memo el flaco… Y así un sinnúmero de músicos que están en el panteón o aún nos acompañan. Siempre que he necesitado apoyo con todo gusto me han ayudado” señala.

Gabriel también destaca la influencia del saxofonista Fernando Escorcia, quien desempeñaba como profesor de música en la UNI: “Otra persona que siempre influyó porque me dio espacio para desempeñarme aquí cerca, en la Universidad Nacional de Ingeniería, fue Fernando Escorcia. Él me llevo a La Estudiantina de la Extensión Cultural de la UNI, en donde varios chavalos se reúnen a ensayar canciones para los eventos culturales de la UNI”. Posteriormente Escorcia lo integró al grupo Bosawás, grupo que cuenta con jóvenes músicos que ya tienen un mayor nivel interpretativo: “Tuvimos la oportunidad de representar dos veces a Nicaragua en El Salvador y Honduras durante el FICCUA. Ojalá salga otra oportunidad así más adelante”.

Pero Gabriel no solo se ha dedicado a la música: también ha incursionado en las obras de teatro de la mano del profesor, actor y director Nabucodonosor Ganímedes Morales: “Casi desde que estoy involucrado con la extensión cultural de la UNI he trabajado de manera indirecta o directa con el profesor de teatro Nabucodonosor. Desde hace unos cuatro años trabajamos de manera más cercana montando espectáculos multidisciplinarios”.

La influencia del teatro le ha brindado la oportunidad de “aprender como las reacciones y movimientos del cuerpo tienen su propio sonido, como para cada situación hay un sonido específico. Me ha servido a nivel musical en el sentido de saber dónde va cada sonido en una canción. Me ha dado la oportunidad de soltarme creativamente más, me ha enriquecido y apasionarme más por la música, saber que hay que relacionar las artes. La gente cree que es algo nuevo, pero es algo que es viejo, que hay que redescubrirlo”.

Con tal afluencia de artistas a su bar Gabriel no ha perdido el tiempo y con “muchos artistas que han pasado por El Panal me he dado el gusto aunque sea de tocar una canción”, dice sonriente.

  • Nuevas responsabilidades en El Panal y su incipiente rol como gestor cultural

Gabriel casi culmina sus estudios en Ingeniería en Computación en la UNI, pero dice preferir el marketing, por lo que ha optado por capacitarse en diseño gráfico y social media marketing en los cursos libres que ofrece esta universidad: “En el negocio familiar hemos requerido mejorar los medios de difusión que tenemos, promover lo que hacemos tanto para nuestros productos como eventos culturales”.

“Hace poco asumí con mayor seriedad los roles aquí en El Panal tales como arreglar los conciertos, ya puedo decir que tengo un cargo de gerencia de comunicación y gestión cultural, además que por ser familia hago de todo un poco. Me gustaría darle oportunidad a otra gente que sepan que aquí hay un espacio” asegura.

Gabrielrayo_elpanalconciertos_elpanalcafeconcert_HelioVanimal_SolangeSaballos

Solange Saballos y Helio Vanimal

Después de conocer más de este joven cuyo trajín no se detiene, se despide rápidamente de nosotros y se dispone a continuar con su faena. Entre tantas frases que nos compartió, me quedé con una que reflexiono mientras termino mi litro de cerveza: “Todo el que ama su manera de vivir la vida, es un artista”.

 

Por Solange Saballos

La sexualidad es el medio por el cual nos reproducimos los seres humanos, pero muy pocos lo llegamos a aceptar: la educación sexual es un tema tan tabú que tenemos como consecuencia una de las tasas de embarazo adolescente más altas de Latinoamérica, y la violencia sexual un tema que se encubre, con silenciosa culpa, para no afectar los núcleos familiares.

Desde esta realidad de represión de los deseos sexuales y mojigatería reproductiva, el actor, director y profesor Nabucodonosor Ganímedes Morales nos trae, junto al actor Romel Martínez y las actrices, Daniela Sevilla y Rencel Castillo, una obra de teatro cuyas técnicas son los monólogos y la manipulación de títeres para que la vagina y el pene se expresen por fin con libertad de discurso.

¿Quiénes son Los Ilustres Desconocidos?

Son un grupo de teatro experimental que surgió desde las instalaciones de Canal 6 de la mano de la comunicadora y productora audiovisual, Mendy Pravia, bajo la dirección de Nabucodonosor Morales. Se han caracterizado por contar con un enfoque multidisciplinario y el apoyo de varios artistas y comunicadores que han actuado en el grupo o apoyado sus presentaciones tales como Karen Llanes, Kristel Andara, Roberto Piaf, Malva Izquierdo, Gabriel Rayo, Fernando Escorcia, Eduardo Valle Morales y Danilo Castañeda.

Su obra más conocida, ‘Seducción oral’, se ha presentado en locales como Cronopios y Pastas, La Otra Embajada, la Universidad Nacional de Ingeniería, en la cual Nabucodonosor es profesor del espacio de teatro de su extensión cultural. También se han destacado como intérpretes de poesía de los poetas extranjeros invitados al Festival Internacional de Poesía de Granada.

¿De qué trata ‘Los monólogos de la vagina y el pene’?

Sinopsis: Una joven relata su despertar sexual, mismo que fue forzado, llevándola a creer que  su vagina solo es fuente de dolor y sangre. Una consciencia infantil cuestiona el mundo de los adultos, donde todo es contradictoriamente correcto. Una mujer que ama su vello púbico es obligada a rasurarse, esperanzada (o engañada) en acabar con sus frustraciones.

Un hombre sin empleo, de herencia machista, orgullosamente dona esperma, pero al momento de fecundar a su pareja, es infértil. harta de connotaciones peyorativas y de acoso.

Una vagina (consciencia femenina colectiva) rompe en execraciones contra los hombres y desea ser libre, amar, trascender.  Estas historias divergentes pero entrelazadas responden al anhelo de libertad y de verdad, el cual ha sido negado históricamente.

Esta propuesta como adaptación de textos fue realizada por el director  del colectivo, Nabucodonosor Ganimedes Morales. La obra de teatro contará con música en vivo de Fernando Escorcia, Marvin Valdivia y Margan.

¿Cuándo y dónde se presentarán?

Monólogos de la Vagina y el Pene se presentará este jueves, 21 de diciembre, en el restobar El Garabato a las 8:30 PM.  La entrada cuesta C$ 150 y te ofrecen una cerveza de cortesía para brindar con Los Ilustres Desconocidos, ¡Por mayor libertad de expresar nuestra sexualidad!

Los Ilustres Desconocidos-Teatro Nicaragüense-Puesta en escena nocturna

Los Ilustres Desconocidos

La Tortuga Murruca ofrece almuerzos saludables y originales cada sábado.

* Por Solange E. Saballos
Fotografía: La Tortuga Murruca/Solange Saballos

¿Recuerdan cuando les conté la historia de los batidos al gusto en La Tortuga Murruca?

Yader Villanueva, su multifacético propietario, nos ha querido deleitar con sus dotes de chef. Se le ha ocurrido ofrecernos platillos que el mismo confecciona.

Cada sábado se las ingenia para ofrecer un plato distinto, variado y con mucho sabor. A Yader le interesa mucho la alimentación consciente, por lo que se esmera en convencer al público nicaragüense de probar la carne sin aceite o de darle una oportunidad a la comida vegetariana.

Yo ya probé los canelones vegetarianos acompañados de ensalada, papas y berenjenas.

Tortuga Murruca_Canelones_Platodeldia_Palmereando

También comí un delicioso filete de curvina al ajillo, acompañado por pasta pomodoro, pan, ensalada y frijoles germinados.

Tortuga Murruca_Pescado_Ensalada_Pasta_Platodeldia_Palmereando

Les presento ‘El plato murruco del día’, una galería que será actualizada constantemente con la intención de antojarlos 🙂 recuerden que pueden acompañar su platillo con un batido personalizado.

La Tortuga Murruca atiende de lunes a viernes de 7:30 a.m. a 4:30 p.m. y los sábados de 7:00 a.m. a 2:00 p.m. Está ubicada en la UNAN-Managua, en el Recinto Universitario Rubén Darío, frente a la Biblioteca Salomón de la Selva, bajo la Terraza de doña Tere.

Por Solange Saballos

Centroamérica Cuenta va por su V edición, y ya ha logrado posicionarse como uno de los eventos literarios más importantes de la región. Con tan sólo cinco días de duración ha conseguido realizar conversatorios, ponencias, simposios, libros para niños, presentaciones de libros, cine foros y talleres. Ha invitado a más de 300 escritores, traductores, periodistas y editores de Latinoamérica y Europa. Todo esto ha sido una iniciativa del escritor Sergio Ramírez, quien es apoyado por diversas empresas privadas, embajadas y por un equipo de comunicación muy eficaz: Crea Comunicaciones, dirigido por Claudia Neira, quien también es la directora ejecutiva de Centroamérica Cuenta.

Las actividades empiezan desde las 9 am y culminan hasta las 8 pm. Por lo tanto,es muy difícil poder asistir a cada uno de los eventos. En particular se dificulta la asistencia a los conversatorios, espacios de diálogo entre los literatos que dejan traslucir interesantes puntos de vista y debates.

Este año se dio mucha importancia a los escritores Albert Camus,  André Malraux, Gabriel García Márquez y Juan Rulfo.

Si no pudiste asistir porque el trabajo no te lo permitió o vivís lejos de Nicaragua, acá te traemos una recopilación de videos realizados por Crea Comunicaciones.

Espero lo disfruten J

Día #1
Lunes 22 de mayo del 2017

Conversatorio: Entre Camus y Malraux (I parte)

Conversatorio: Entre Camus y Malraux (II parte)

Conversatorio: Con el país a cuestas

Inauguración del V encuentro de narradores centroamericanos

Palabras de inauguración por Sergio Ramírez

Día #2
Martes 23 de mayo del 2017

Conversatorio: Dejemos hablar al periodismo cultural

Conversatorio: Nuevos tiempos, nuevos escritores ¿De qué hablamos cuando hablamos de escritores nacidos durante y después de los años ochenta en Centroamérica?

Conversatorio: Gabo periodista

Conversatorio: Escribir desde o sobre el dolor

Conversatorio: Autores y obras ganadoras de premios literarios en español

Día #3
Miércoles 24 de mayo del 2017

Conversatorio: Internet y nuevos medios para contar la realidad

Conversatorio Crónica periodística y literatura

Conversatorio: Literatura hecha cine

Conversatorio: Novela negra, narcotráfico y violencia

Inauguración de la exposición fotográfica ‘Objetivo Mordzinski’

Exposición ‘Objetivo Mordzinski’

Día #4
Jueves 25 de mayo del 2017

Conversatorio: Otras formas de narrar

Conversatorio: Posconflicto y futuro. Contar para curar

Conversatorio: Cuando algo hace crack

Conversatorio: Historia de mis libros

Conversatorio: 100 años de Juan Rulfo

Conversatorio: La sombra del padre

Conversatorio: Cuatro premios Alfaguara conversan

Día #5
Viernes 26 de mayo del 2017

Conversatorio: El viaje en la literatura

Conversatorio: Literatura hecha música, y música hecha literatura

Conversatorio: Gabo: creador de un mundo literario más allá de la realidad

¿Qué te parecieron los conversatorios? ¿Cuál te gustó más? ¿Estás a favor o en contra de algún argumento? Dejanoslo saber en los comentarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotografías de la obra de teatro ‘De mudanzas y otras andanzas’ en el Teatro Justo Rufino Garay.

Fotografía: Solange Saballos
Post-producción: Danilo Castañeda

evora-barreiro-miriam-martinez-y-cesar-castaneda_teatro-justo-rufino-garay_palmereando

Hace unas semanas Cinthya Zeledón, colega comunicadora y bloguera, me invitó a ir a ver una obra de teatro, que resultó ser una colección de monólogos en donde predominaban los problemas a los que nos enfrentamos las mujeres por el simple hecho de ser féminas, la reafirmación de la identidad sexual, el inexorable paso de la edad, la insatisfacción y la muerte.

El nombre de la obra es ‘De mudanzas y otras andanzas’ dirigida por René Medina. Actuaron Évora Barreiro, Miriam Martínez, Indira Cardenal y César Castañeda.

Cinthya publicó una apreciación de la obra en su blog Ciudadana Inconformista. Pueden leerla haciendo clic aquí.

Los y las invitamos a visitar el Teatro Justo Rufino Garay para que conozcan más del teatro social que se está haciendo desde las instituciones culturales de nuestro país.

teatro-justo-rufino-garay_antesala_palmereando

 

 

 

 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: