Hojeadas de arte, cultura y educación

Entradas etiquetadas como ‘Centros Culturales’

¿Te perdiste los conversatorios de Centroamérica Cuenta? Aquí los podés ver

Por Solange Saballos

Centroamérica Cuenta va por su V edición, y ya ha logrado posicionarse como uno de los eventos literarios más importantes de la región. Con tan sólo cinco días de duración ha conseguido realizar conversatorios, ponencias, simposios, libros para niños, presentaciones de libros, cine foros y talleres. Ha invitado a más de 300 escritores, traductores, periodistas y editores de Latinoamérica y Europa. Todo esto ha sido una iniciativa del escritor Sergio Ramírez, quien es apoyado por diversas empresas privadas, embajadas y por un equipo de comunicación muy eficaz: Crea Comunicaciones, dirigido por Claudia Neira, quien también es la directora ejecutiva de Centroamérica Cuenta.

Las actividades empiezan desde las 9 am y culminan hasta las 8 pm. Por lo tanto,es muy difícil poder asistir a cada uno de los eventos. En particular se dificulta la asistencia a los conversatorios, espacios de diálogo entre los literatos que dejan traslucir interesantes puntos de vista y debates.

Este año se dio mucha importancia a los escritores Albert Camus,  André Malraux, Gabriel García Márquez y Juan Rulfo.

Si no pudiste asistir porque el trabajo no te lo permitió o vivís lejos de Nicaragua, acá te traemos una recopilación de videos realizados por Crea Comunicaciones.

Espero lo disfruten J

Día #1
Lunes 22 de mayo del 2017

Conversatorio: Entre Camus y Malraux (I parte)

Conversatorio: Entre Camus y Malraux (II parte)

Conversatorio: Con el país a cuestas

Inauguración del V encuentro de narradores centroamericanos

Palabras de inauguración por Sergio Ramírez

Día #2
Martes 23 de mayo del 2017

Conversatorio: Dejemos hablar al periodismo cultural

Conversatorio: Nuevos tiempos, nuevos escritores ¿De qué hablamos cuando hablamos de escritores nacidos durante y después de los años ochenta en Centroamérica?

Conversatorio: Gabo periodista

Conversatorio: Escribir desde o sobre el dolor

Conversatorio: Autores y obras ganadoras de premios literarios en español

Día #3
Miércoles 24 de mayo del 2017

Conversatorio: Internet y nuevos medios para contar la realidad

Conversatorio Crónica periodística y literatura

Conversatorio: Literatura hecha cine

Conversatorio: Novela negra, narcotráfico y violencia

Inauguración de la exposición fotográfica ‘Objetivo Mordzinski’

Exposición ‘Objetivo Mordzinski’

Día #4
Jueves 25 de mayo del 2017

Conversatorio: Otras formas de narrar

Conversatorio: Posconflicto y futuro. Contar para curar

Conversatorio: Cuando algo hace crack

Conversatorio: Historia de mis libros

Conversatorio: 100 años de Juan Rulfo

Conversatorio: La sombra del padre

Conversatorio: Cuatro premios Alfaguara conversan

Día #5
Viernes 26 de mayo del 2017

Conversatorio: El viaje en la literatura

Conversatorio: Literatura hecha música, y música hecha literatura

Conversatorio: Gabo: creador de un mundo literario más allá de la realidad

¿Qué te parecieron los conversatorios? ¿Cuál te gustó más? ¿Estás a favor o en contra de algún argumento? Dejanoslo saber en los comentarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

[Galería] La prolongada disputa por una 1/8 parte de la Casa de los Tres Mundos

Galería de fotos y audio sobre la protesta en contra del desmembramiento de la Casa de los Tres Mundos en Granada.

Por Solange E. Saballos y Danilo Castañeda

La prolongada disputa por una 1/8 parte de la Casa de los Tres Mundos es un artículo publicado en mi columna en Casi literal, revista literaria centroamericana. Clic aquí para leerlo.

Conferencia de prensa sobre desmembramiento de la Casa3Mundos

Sueños, melodías y pintura

José Zapata presentó una exposición de pintura interactiva con la participación de la pintora Linda Lara y los niños artistas Martita Zapata, Christopher Palacios y Angie García más la intervención musical de Rubén Zapata Ramírez.

* Por Solange E. Saballos

Fotos por: Danilo Castañeda

La galería del Centro PAC estaba llena, y no sólo por los cuadros que abren una típica muestra de arte: había caballetes y lienzos para que los asistentes, pintores o aficionados, se entretuvieran pintando a su gusto, teniendo acompañamiento de las melodías del pianista leonés Rubén Zapata Ramírez, quien no dejó de tocar mientras hubo público presente. Incluso siguió tocando mientras lo entrevistaba.

Cuando José Zapata improvisó un cuadro, él también improvisó con sus notas: “Ya había escuchado antes acerca de conciertos dibujados, en donde el pintor y el músico improvisan. Observé lo que José Zapata iba pintando, y toqué lo que me transmitía”. No pude dejar de recordar a María Antonieta Lugo y sus viajes al óleo con música, en donde su persona combina ambas disciplinas artísticas.

Los adultos estaban contentos, pero era la pasión y naturalidad de los niños, futuros artistas, lo que causaba mayor entusiasmo. “La pintura interactiva de hoy sueña que los niños pinten y sean creativos, que puedan rayar lo que quieran, a la hora que quieran, sin que nadie les corte la inspiración”, dijo el pintor José Zapata. Adultos y niños pintaban juntos o separados, en pareja o con sus madres.

IMG_7533

Sueños, exposición de pintura interactiva estuvo a cargo del pintor José Zapata y fue inaugurada el miércoles 2 de septiembre en la galería del Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra con la participación de Linda Lara y los niños artistas Martita Zapata, Christopher Palacios y Angie García. Contó con la intervención musical de Rubén Zapata Ramírez.

La muestra estuvo compuesta por cuadros de José Zapata, Linda Lara y los alumnos de José: Martita Zapata (12), Christopher Palacios (10) y Angie García (11). En la galería atiborrada no me costó dar con ellos, pues estaban vestidos de blanco —para representar la pureza, según su maestro—, y los tres, muy juntos, dibujando en el mismo lienzo. Me acerqué a ellos, con la seriedad afable de mi oficio, les pregunté si ellos eran los tres artistas y que si me daban permiso de entrevistarlos. Los tres me sonrieron tímidos, dijeron ‘sí’ a coro y me permitieron doblar mis largas piernas para platicar con ellos.

“Los tres estamos en la misma clase”, me dijo Martita. “Yo estoy en clases de pintura con mi tío desde hace cuatro meses”, me contó Christopher, y Angie dijo que “aunque acabo de entrar aprendo rápido”. “Comencé haciendo unos cuadros algo extraños, pero poco a poco he ido aprendiendo”, me comentaba Christopher, y opinó que “debemos destacar al niño que tenemos dentro de nosotros”. Martita me contó que ella y Christopher ganaron el segundo lugar de la competencia de ‘El Principito’ convocada por Hispamer.

Los niños dicen que esperan continuar su camino artístico, y me emocioné de sugerirles que cada uno podría llegar a tener su propia galería personal.

Linda Lara, colega de José Zapata, dijo que siempre están haciendo cosas y buscando “un poco más de conocimiento”. Le motiva trabajar con él por “sus ganas de hacer, esa espontaneidad y esa fuerza que tiene en su trabajo”. Lara es una pintora venezolana que ha trabajado con niños de escasos recursos y capacidades diferentes en varias organizaciones del país desde hace seis años. Es representante de Temperas Cantilán.

“La niñez, la edad temprana, es la mejor edad para cultivar el arte, para que la gente viva en ese mundo de color que es tan necesario y tan bonito”, aseguró Lara.

[Galería] Registro de ¿Cuál es tu cochonada?

Galería de fotos y video de la muestra de arte contemporáneo ¿Cuál es tu cochonada? 2015 del colectivo Operación Queer.

Por Solange E. Saballos y Danilo Castañeda

¿Cuál fue la cochonada del Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra? es un artículo publicado en mi columna en Casi literal, revista literaria centroamericana. Clic aquí para leerlo.

Las obras censuradas fueron cuatro:

Extásis/Orgasmo. Apropiación de la transverberación de Santa Teresa de Lorenzo Bernini. Por David Ocón. Banner, impresión digital Registro de Danilo Castañeda

Extásis/Orgasmo. Apropiación de la transverberación de Santa Teresa de Lorenzo Bernini. Por David Ocón. Banner, impresión digital
Registro de Danilo Castañeda

Lechedevirgen Trimegisto. Foto por Herani Enriquez Amaya “HacHe”. Por Juan Diego Tullido, San Charbel, Pensamiento Puñal. Fotoperformance Registro de Danilo Castañeda

Lechedevirgen Trimegisto. Foto por Herani Enriquez Amaya “HacHe”. Por Juan Diego Tullido, San Charbel, Pensamiento Puñal. Fotoperformance
Registro de Danilo Castañeda

El resto de la muestra estuvo compuesta por:

Operación Queer en Facebook

Batahola Norte en estreno

El Centro Cultural Batahola Norte celebró en grande la inauguración de sus nuevos espacios.

* Por Solange E. Saballos

Fotos por: Palmereando

Batahola y yo tenemos una historia de años: ahí empezó a estudiar música Ave Asán, mi mejor amiga; de ahí son dos de los Maní con chile, otros grandes amigos; y ahí está uno de los centros culturales con mayor compromiso social en la formación de nuevos artistas. También ofertan cursos varios de cocina, mecanografiado, entre otros.

Me gusta contar que mi carrera periodística comenzó después de ver Miedo y asco en Las Vegas y enamorarme de la interpretación de Johnny Depp como Raoul Duke, el alterego literario de Hunter S. Thompson, que con su periodismo gonzo y su atrevimiento conquistó mi corazón; pero en realidad comenzó mucho antes, en el Centro Cultural Batahola Norte. Me explico: Ave Asán, que a estas alturas todos mis lectores y allegados ya deben saber, es mi mejor amiga. Nos conocimos a la edad que Harry Potter se fue a Hogwarts. a los once años, en el colegio.

La Ave llevaba apenas un añito con su violín, y yo acababa de escribir mi primer poema. Mutuamente sorprendidas de encontrarnos, pues ambas nos interesabamos profundamente por el arte, nos volvimos amigas. Pasaron los años, y la Ave me empezó a invitar a sus presentaciones en Batahola. Yo llegaba fielmente, y no dejaba de sorprenderme que los medios de comunicación no le brindaran la cobertura que se merecían a los artistas. A lo sumo salen los anuncios de presentaciones, algun video de una que otra presentación y breves entrevistas que no ahondan en los motivos del artista para dedicarse a su oficio. Todavía menos se habla de la trayectoria de los centros culturales.

Más años pasaron, y el pasado 5 de junio me encontraba, cámara en mano y por invitación de Tania Molina, su promotora cultural, cubriendo la inauguración de los nuevos espacios del Centro Cultural Batahola Norte. Varios días antes los bataholos andaban anunciando a voz en cuello y por todos lados que estaban estrenando oficinas y un nuevo salón de danza. La Ave, antaño alumna y hoy profesora, estuvo al frente para cortar el lazito azul.

Estuvo alegrísimo: estaba lleno a más no poder, hubo presentaciones de todo tipo, los niños correteaban entre las bancas, había artistas invitados —como la Biblioteca Comunitaria La Casita del Árbol  de Tipitapa—… Los bataholos, orgullosos anfitriones, se lucieron. Por acá un breve registro de esa noche:

Nunca conocí la citada etapa en que el fundador, el padre Ángel Torrellas, estuvo vivo ni sé cómo fue su gestión, pero estoy segura de que se alegraría de ver la prosperidad del centro y de cómo su voluntad de educar ha iniciado a muchos artistas. Batahola Norte, un barrio que ostenta en su estación de bus un busto de Rubén Darío, con su respectivo rótulo solicitando respeto, ha sabido ganarse y mantener su lugar.

Álvaro Urtecho: la poesía de un filósofo

Se dedicó un homenaje al poeta, ensayista y crítico pictórico nicaragüense Álvaro Urtecho a través de un conversatorio y la presentación de un libro de ensayos sobre su obra.

* Por Solange E. Saballos

En 2007 falleció Álvaro Urtecho. En aquel entonces mi padre era amigo del terrible Iván Uriarte, el de los bordes profundos, que ha hecho temblar en sus talleres a varias generaciones de jóvenes escritores con sus directas observaciones. Lo acompañó al entierro; don Iván se soltó en llanto y exclamó: “¡Álvaro, hermano, te fuiste antes!”.

Unos años más tarde, él y tres escritores más, amigos y conocedores de la obra de Urtecho, juntaron cuatro ensayos sobre sus escritos en un libro editado por Rodolfo Sánchez Árauz.

El conversatorio Presencia de Álvaro Urtecho fue realizada el 2 de junio en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra. Estuvo conformada por Rodolfo Sánchez Aráuz, Iván Uriarte, Erick Aguirre, grandes amigos del ya fallecido poeta, y por Dagoberto Avendaño Rivera, ensayista admirador de su obra. “La gran alegría de Álvaro habría sido ver a sus amigos juntos”, comentó Iván.

“Hemos decidido dar a este libro el título de Presencia de Álvaro Urtecho confirmando así la actualidad y la luz revolvente y creciente de su Poesía Reunida con el título de Tumba y residencia”, dice Sánchez Árauz en el prólogo de este libro, casi de bolsillo, impreso por iniciativa de los autores.

Durante el conversatorio, se usaron adjetivos como ‘romántico’, ‘sutil’, ‘existencial’ y ‘lírico’ para definir el carácter de los escritos de Urtecho. Rodolfo calificó la obra de Urtecho como una de “las expresiones líricas más puras de Nicaragua y Centroamérica”.

Álvaro Urtecho (1951-2007) nació en Rivas, Nicaragua. Estudió filosofía y letras en Nicaragua y Costa Rica. Estuvo al margen de la poesía predominante de los 70’s, pues no compartía el gusto por el exteriorismo, corriente literaria popularizada por Ernesto Cardenal.

En su ensayo, Uriarte compara a Urtecho con el escritor inglés Dylan Thomas, pues son “dos poéticas emparejadas con la muerte”. También comentó que ambos eran “bebedores fuertes, grandes recitadores y poetas líricos”.

“Han escrito poesía intrauterina, es decir, los dos se resisten a nacer”, agregó.

Álvaro Urtecho era amante de la radio e hizo muchos programas relacionados al periodismo cultural. Como es lo usual en Nicaragua, el trabajo en pro de la difusión cultural, por más indispensables que sea para el desarrollo del país, no es siempre reconocido con efectivo o pago alguno, por lo que le pagaban a Urtecho con canjes. Iván Uriarte recordó los almuerzos y tragos a los que su amigo le convidaba como honorarios de su trabajo.

Me sorprendió cómo se expresaba don Iván de Álvaro Urtecho: es bien conocido entre sus aprendices y admiradores que Iván Uriarte no entrega el halago fácilmente. Calificó a su amigo como “un magnífico ensayista, poeta auténtico y crítico pictórico” y lo situó próximo al poeta francés Charles Baudelaire.

Erick Aguirre agradeció la iniciativa de Sánchez Árauz: “Hay que dar las gracias a Rodolfo Sánchez Árauz quien nos invitó a congregarnos alrededor de este libro”. En su ensayo, Aguirre asegura que Urtecho “no pertenece a la corriente poética nicaragüense objetivista, coloquialista llamada exteriorismo. Más bien pertenece a la contracorriente”.

Los amigos recordaron varios aspectos de la personalidad y trayectoria de Urtecho: su amabilidad, su rivalidad con Juan Chow, sus gustos por el rock psicodélico y progresivo (Iván comentó que escuchaba a Pink Floyd y King Crimson). Aunque los jóvenes de sus tiempos calificaron su trabajo de “melodramático y a la antigua”, la investigación hecha por Dagoberto y que se manifiesta en el ensayo Álvaro Urtecho o la Tumba y la Palabra revela datos sobre el legado estético del romanticismo de Urtecho y su repercusión en los jóvenes intelectuales.

Durante el conversatorio había comentarios por parte de los amigos presentes en el público e incluso un par de personas recitaron sus poemas.

“Tras casi un año de investigación, intento descifrar los puntos más sobresalientes de su vida”. Dagoberto habló sobre el contraste absoluto de su poesía, romántica y sutil, con lo que predominaba en la época que le tocó vivir. Dijo que Urtecho “escarbaba morbosamente sobre sí mismo”, de que la niñez era su paraíso recobrado y que todo contacto con la mujer era para él como un “volver a la madre”. Dijo que la crítica social se encuentra “muy encriptada” en sus versos.

Aunque hubiese sido mejor que el video de Álvaro Urtecho recitando sus poemas fuese lo primero antes del conversatorio, que los ensayistas comentaran más que leyeran, y que los comentarios en contra de los jóvenes y aún poco reconocidos nuevos autores de parte de Dagoberto fueron sobras de mal gusto —es bien fácil crecerse cuando se preside una mesa y además se es el más chavalo— el evento transcurrió amenamente entre recuerdos del buen amigo y poeta que fue Álvaro Urtecho.

“Es la poesía de un filósofo”, enfatizó Uriarte.

La odisea de Mujeres de la frontera

El director nicaragüense Iván Argüello Lacayo narra las dificultades por las que atravesó junto a su equipo para lograr rodar la historia de mujeres campesinas desplazadas durante la guerra de los 80’s.

* Por Solange E. Saballos

Imagen tomada de: Archivos de Kino Managua

En los tiempos en que querer hacer una película parecía ser “la locura más grande del mundo” y que el equipo de producción, cercano a las zonas de conflicto, “parecía un circo” no se dejaban desanimar a pesar de las múltiples dificultades, y hasta los productores cargaron con sacos de maíz y frijoles para poder ambientar las escenas. Se dijo que Rusia haría la coproducción y al final fueron Iván Argüello y su equipo los que tuvieron que cargar con todo. Hasta los productores tuvieron que cargar los sacos de maíz y frijoles.

Mujeres de la frontera fue proyectada el martes 12 de mayo en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra  en el marco del Ciclo de Cine Nicaragüens eimpulsado por el proyecto Kino Managua con apoyo de la Cinemateca Nacional y Cierto Güis Producciones.

Afiche de la película

Afiche de la película

Fue rodada en 1985 durante la guerra en Jalapa.

[Reseña]: Se han llevado a los hombres a combatir a la Contra, y las mujeres y sus hijos han quedado solos en la comarca. Sin contar con su ayuda para enfrentar las miserias de la guerra, las mujeres se juntan y comienzan a valerse por sí mismas a la espera de su regreso.

(No hay video para mostrar)

La historia fue construida sobre los personajes de Feliciana Rivera y su mama. La intención del film era mostrar “la experiencia de vida de estas mujeres”. Se hizo una combinación de actores que estaban iniciando a hacer teatro y de personas que nunca antes habían actuado, pero que vivieron en carne propia la experiencia. Los actores hablan de una manera ‘extraña’ o más bien entrecortada. Para hacerse una idea puede empezar/a/hablar/TODOentre/cortado-y-despacio. Así obtendrá una muestra de los actores de teatro o aficionados nicaragüenses forzados a actuar sin una previa capacitación para la actuación de cine o TV.

Algo de lo que se lamentaron durante el conversatorio fue del destino de Feliciana, quien fue condenada al destierro: “a la actriz la rechazaron después de la película y la expulsaron de la cooperativa”. En la actualidad se gana la vida vendiendo tortillas y nadie ha sabido ayudarla ni acordarse de ella, según recalcó Iván.

En aquellos tiempos ya existía el movimiento documental en Incine, pero muchos realizadores querían comenzar a hacer ficción, entre ellos, se encontraba Ramiro Lacayo. “Vea Iván, ¿y por qué no hacemos de este proyecto una ficción?”, recuerda Iván. Algunos mandos de Incine se oponían, pero Ramiro Lacayo decidió apoyar el proyecto “aunque su cabeza estaba en juego”.

Los planes iban saliendo a como se esperaba, cuando un problema imprevisto redujo la cinta original de 70 minutos a 50 minutos: al irse a Cuba a ser editada, no se sabe quién o quiénes rayaron los negativos de la película.

“Tuvimos que volver a empezar, rehacer el guion…” Iván todavía traga amargo al recordar la frustración: “Estaba tan desmoralizado que ni siquiera quería verla”. Una vez más, apareció Ramiro, quien sí quiso verla y la calificó como “una buena película”. Así que Iván tomó valor y se decidió. En la oscura sala de cine, Iván Argüello contempló su obra con una sensación de alegría y dolor a la vez.

La película ganó “un par de premios”, dijo modestamente su director.  Fue galardonada en el Festival Internacional de Cine de Manheim y en el Festival Internacional de Cine de Bogotá.

Hace treinta años fue exhibida, y el discurso de su trama aún tiene vigencia: mujeres enfrentándose al dolor de la guerra, con hijos, e indispuestas a dejarse doblegar. Trabajadoras, constantes e indomables.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: