Hojeadas de arte, cultura y educación

Entradas etiquetadas como ‘La Tortuga Murruca’

El plato murruco del día

La Tortuga Murruca ofrece almuerzos saludables y originales cada sábado.

* Por Solange E. Saballos
Fotografía: La Tortuga Murruca/Solange Saballos

¿Recuerdan cuando les conté la historia de los batidos al gusto en La Tortuga Murruca?

Yader Villanueva, su multifacético propietario, nos ha querido deleitar con sus dotes de chef. Se le ha ocurrido ofrecernos platillos que el mismo confecciona.

Cada sábado se las ingenia para ofrecer un plato distinto, variado y con mucho sabor. A Yader le interesa mucho la alimentación consciente, por lo que se esmera en convencer al público nicaragüense de probar la carne sin aceite o de darle una oportunidad a la comida vegetariana.

Yo ya probé los canelones vegetarianos acompañados de ensalada, papas y berenjenas.

Tortuga Murruca_Canelones_Platodeldia_Palmereando

También comí un delicioso filete de curvina al ajillo, acompañado por pasta pomodoro, pan, ensalada y frijoles germinados.

Tortuga Murruca_Pescado_Ensalada_Pasta_Platodeldia_Palmereando

Les presento ‘El plato murruco del día’, una galería que será actualizada constantemente con la intención de antojarlos 🙂 recuerden que pueden acompañar su platillo con un batido personalizado.

La Tortuga Murruca atiende de lunes a viernes de 7:30 a.m. a 4:30 p.m. y los sábados de 7:00 a.m. a 2:00 p.m. Está ubicada en la UNAN-Managua, en el Recinto Universitario Rubén Darío, frente a la Biblioteca Salomón de la Selva, bajo la Terraza de doña Tere.

Anuncios

Batidos a tu gusto en La Tortuga Murruca

Podés degustar batidos naturales y personalizados en el local del antropólogo, músico y gestor cultural Yader Villanueva.

* Por Solange E. Saballos
Fotografía y edición: Solange E. Saballos y Danilo Castañeda

Desde que empecé a intentar sacar una carrera en la UNAN me ha gustado pasar frente a la Biblioteca Salomón de la Selva, y no precisamente para entrar, pues antes resultaba muy irritante la perturbación sonora que los estudiantes de medicina causaban en la sala de lectura.

Lo que me gustaba era pasar oliendo la comida que hacen en la Terraza de doña Tere y, desde que la Tortuga Murruca abrió en 2012, llego a pedir mi batido personal: galletas oreo con leche, una fresa y una cucharada de azúcar. También me gusta platicar con su multifacético propietario: Yader Villanueva.

Ya le he preguntado bastante sobre sus proyectos musicales, sobre su faceta de profesor-antropólogo, sobre el método etnográfico y sobre una historia en particular que transformó de lo personal a lo colectivo: la de Art café, una combinación utópica entre bar y gestión cultural mientras fue suyo allá en 2008. Por el momento me enfocaré en contarles sobre la Tortuga Murruca.

Batidos naturales y personalizados

“El proyecto ‘Tortuga murruca’ lleva tres años cumplidos. En realidad inició porque estaba sin un trabajo fijo. Miré la oportunidad porque mi mama, que tiene el comedor de la Terraza Doña Tere, había hecho una ampliación. Miré que en ese espacio se podía hacer algo más”.
Tortuga Murruca 4
Tortuga Murruca 6Como en la UNAN no había un espacio de comida alternativa, Yader, a quien siempre le había gustado el tema de la alimentación saludable, se decidió por ofertar batidos naturales.

Al principio empezó tomando recetas de Internet, preguntó a gente que sabía de nutrición ahí mismo en la UNAN e investigó sobre las propiedades de cada fruta y vegetal, en búsqueda de un equilibrio entre sabor y carga nutricional. Fue después que se aventuró a crear recetas propias como su crema de apio y desde el comienzo ha mantenido su idea original: que los clientes lleguen y escojan ellos mismos qué mezclar en sus batidos. “Que pudieras hacer tus propias combinaciones, sin ponerle límites a la clientela”, explica.

¿Por qué la Tortuga Murruca?

“Es el nombre estella, yo no sé porqué, en la Universidad mis compañeros de clase me pusieron así”. ¿Por qué será?

Yader Villanueva“Yo quería que se diferenciara la Terraza del espacio de los batidos, y la Tortuga Murruca siempre me pareció algo gracioso y que llamaba la atención”.

Aunque por el momento no pueden ofrecer jugo de naranja 100% natural por cuestiones de costo, se esmeran en ofrecer alimentos sin preservantes y sin químicos, manejando la calidad e inocuidad.

Otro aspecto destacable de este ameno espacio es la música. A Yader se le ocurrió que, para ofertar una terapia completa de alimentación, debía poner música agradable. “A mí me gusta la buena música, de contenido que identifique las causas: trova, reggae, rock en español y algo de jazz que ambiente a la hora del almuerzo”.

El único motivo de queja que encontré entre los clientes soy del mismo parecer es que el local es muy pequeño. A la hora del almuerzo se pone tan lleno que es difícil aspirar a ocupar alguna mesa. Pero no hay de qué preocuparse: Yader ya viene pensando cómo sería la Tortuga Murruca en otros espacios y hasta en revivir sus ideas de mezclar negocio propio y gestión cultural.

Yader Villanueva 2La Tortuga Murruca atiende de lunes a viernes de 7:30 a.m. a 4:30 p.m. y los sábados de 7:00 a.m. a 2:00 p.m. Está ubicada en la UNAN-Managua, en el Recinto Universitario Rubén Darío, frente a la Biblioteca Salomón de la Selva, bajo la Terraza de doña Tere

Los indecisos no deben preocuparse: si no encuentran qué inventar, pueden revisar el menú. Además de los batidos ofrecen tostadas, sandwiches, quesadillas y ensaladas.

Menú de la Tortug Murruca

 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: