Hojeadas de arte, cultura y educación

Entradas etiquetadas como ‘Poesía nicaragüense’

ANIDE celebra su XV aniversario en la UCA

Miembros de la Asociación Nicaragüense de Escritoras (ANIDE) estuvieron presentes por un día completo compartiendo sus experiencias como escritoras y activistas.

* Por Solange E. Saballos

Fotos por: Palmereando

Al día siguiente de celebrar su convenio con la UCA, y en saludo a sus XV años de fundación, las ANIDE tuvieron un día repleto de actividades abiertas al público el martes 4 de agosto en el marco del IV Festival de Literatura de la Universidad Centroamericana (UCA).

De izquierda a derecha: Helena Ramos, Isolda Hurtado, Marianela Corriols y Christian Santos

De izquierda a derecha: Helena Ramos, Isolda Hurtado, Marianela Corriols y Christian Santos

En la mesa celebrada en la Biblioteca José Coronel Urtecho estaban Marianela Corriols, actual presidenta de ANIDE y moderadora, Helena Ramos, Isolda Hurtado y Christian Santos, alegres como quinceañeras, un tanto ansiosas de que el público se les fuera. Pero no, sucedió todo lo contrario: las sillas despejadas empezaron a ser ocupadas por estudiantes, hombres y mujeres, y las temáticas abordadas fueron compartidas entre risas e intervenciones desde el público, notándose la de Ceshia Ubau con ‘La canción del güis’, canción de su autoría, y de Daisy Zamora, una de las ‘hermanas de tinta’ de ANIDE. Hasta yo me rifé a recitar un poema.

Juan Solórzano y Ceshia Ubau

Juan Solórzano y Ceshia Ubau

  • El porqué de ANIDE

Más allá del agravio hecho por el Centro Nicaragüense de Escritores comentado por Madeline Mendieta en marzo de este año, Isolda Hurtado, vicepresidenta y una de las fundadoras de ANIDE, quien es poeta, traductora, ensayista y socióloga, destacó la importancia de contar con una organización que se encargara de promover la literatura escrita por mujeres.

“Urgía a las mujeres buscar mayores cuotas de identidad en los distintos ámbitos de la vida del país. En el cultural-literario, históricamente, eran pocos o inexistentes los espacios para que las mujeres escritoras pudiesen proyectarse. Reinaba la dispersión, y las escritoras llevaban la desventaja”, dijo respecto al contexto literario de las mujeres a inicios del siglo XXI.

“En el 2000, los resultados de una convocatoria nacional para la publicación de libros señalaba que, de 78 títulos publicados, 68 eran escritores hombres y sólo 10 de mujeres escritoras. En las antologías de escritoras a mediados y finales de siglo XX, ellas apenas aparecen. Por tanto, ha sido lastimoso que el desconocimiento en nuestro país de literatura escrita por mujeres. Había que buscar opciones más inclusivas y democráticas desde un espacio propio de las escritoras”.

En junio del 2000, doce escritoras se unieron para fundar ANIDE, convirtiéndose esta “en la primera y única institución en la historia cultural del país creada para darle el lugar que se merece a la literatura escrita por mujeres”. ANIDE cuenta con alrededor de 70 escritoras residentes dentro y fuera del país de distintas generaciones, estilos, realidades, etnias, lenguas, siendo fieles a sus lineamientos de “propuesta integradora de cohesión cultural enfocada en la excelencia”.

Apoyándose en las nuevas políticas de género desarrollándose a la par de la globalización, las ANIDE han impulsado talleres desde 2003 y es remarcable la labor que han realizado enlazando el Pacífico con el Caribe por medio de la difusión de su material literario.

Después de explicar el porqué de ANIDE, se habló sobre Género y literatura, Equidad en la literatura escrita por mujeres, Política de género en la UCA de parte de Helena Ramos, Marianela Corriols y Christian Santos, quien dio testimonio de su experiencia personal con la violencia de género y presentó la antología ‘Mujer y poesía: antología poética y cultura humanística contra la violencia a la mujer’ que incluye publicaciones tanto de mujeres como de varones y rechaza abiertamente las aseveraciones misóginas que muchos intelectuales han hecho sobre el sexo femenino a lo largo de los siglos.

  • Donación de antologías y publicaciones

Por la tarde se presentaron libros de narrativa en el auditorio Xabier Gorostiaga de publicación reciente editados por ANIDE figurando títulos como ‘Hermanas de tinta’, ‘Esta palabra es nuestra’, ‘Nosotras también contamos’ y ‘Poemas, cuentos y leyendas de la Costa Caribe’. También se comentó la experiencia literaria en el género de cuento de parte de las narradoras Rosario Aguilar y Mercedes Gordillo.

Al finalizar la tarde, varios estudiantes se abalanzaban sobre la mesa de las escritoras para adquirir sus publicaciones, a tal punto que Martha Cecilia Ruiz comentó que ya no iban a quedar libros qué donar a la Biblioteca José Coronel Urtecho. Me causó una agradable impresión saber hasta qué punto las escritoras nicaragüenses están comprometidas artística y socialmente, y es un orgullo haber descubierto el precedente con el que contamos desde la literatura escrita por mujeres, intelectuales y aguerridas, rompiendo barreras de prejuicios, enarbolando valientes su bandera violeta. Me llevé varias de sus publicaciones 🙂

DSCN9913

Anuncios

Álvaro Urtecho: la poesía de un filósofo

Se dedicó un homenaje al poeta, ensayista y crítico pictórico nicaragüense Álvaro Urtecho a través de un conversatorio y la presentación de un libro de ensayos sobre su obra.

* Por Solange E. Saballos

En 2007 falleció Álvaro Urtecho. En aquel entonces mi padre era amigo del terrible Iván Uriarte, el de los bordes profundos, que ha hecho temblar en sus talleres a varias generaciones de jóvenes escritores con sus directas observaciones. Lo acompañó al entierro; don Iván se soltó en llanto y exclamó: “¡Álvaro, hermano, te fuiste antes!”.

Unos años más tarde, él y tres escritores más, amigos y conocedores de la obra de Urtecho, juntaron cuatro ensayos sobre sus escritos en un libro editado por Rodolfo Sánchez Árauz.

El conversatorio Presencia de Álvaro Urtecho fue realizada el 2 de junio en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra. Estuvo conformada por Rodolfo Sánchez Aráuz, Iván Uriarte, Erick Aguirre, grandes amigos del ya fallecido poeta, y por Dagoberto Avendaño Rivera, ensayista admirador de su obra. “La gran alegría de Álvaro habría sido ver a sus amigos juntos”, comentó Iván.

“Hemos decidido dar a este libro el título de Presencia de Álvaro Urtecho confirmando así la actualidad y la luz revolvente y creciente de su Poesía Reunida con el título de Tumba y residencia”, dice Sánchez Árauz en el prólogo de este libro, casi de bolsillo, impreso por iniciativa de los autores.

Durante el conversatorio, se usaron adjetivos como ‘romántico’, ‘sutil’, ‘existencial’ y ‘lírico’ para definir el carácter de los escritos de Urtecho. Rodolfo calificó la obra de Urtecho como una de “las expresiones líricas más puras de Nicaragua y Centroamérica”.

Álvaro Urtecho (1951-2007) nació en Rivas, Nicaragua. Estudió filosofía y letras en Nicaragua y Costa Rica. Estuvo al margen de la poesía predominante de los 70’s, pues no compartía el gusto por el exteriorismo, corriente literaria popularizada por Ernesto Cardenal.

En su ensayo, Uriarte compara a Urtecho con el escritor inglés Dylan Thomas, pues son “dos poéticas emparejadas con la muerte”. También comentó que ambos eran “bebedores fuertes, grandes recitadores y poetas líricos”.

“Han escrito poesía intrauterina, es decir, los dos se resisten a nacer”, agregó.

Álvaro Urtecho era amante de la radio e hizo muchos programas relacionados al periodismo cultural. Como es lo usual en Nicaragua, el trabajo en pro de la difusión cultural, por más indispensables que sea para el desarrollo del país, no es siempre reconocido con efectivo o pago alguno, por lo que le pagaban a Urtecho con canjes. Iván Uriarte recordó los almuerzos y tragos a los que su amigo le convidaba como honorarios de su trabajo.

Me sorprendió cómo se expresaba don Iván de Álvaro Urtecho: es bien conocido entre sus aprendices y admiradores que Iván Uriarte no entrega el halago fácilmente. Calificó a su amigo como “un magnífico ensayista, poeta auténtico y crítico pictórico” y lo situó próximo al poeta francés Charles Baudelaire.

Erick Aguirre agradeció la iniciativa de Sánchez Árauz: “Hay que dar las gracias a Rodolfo Sánchez Árauz quien nos invitó a congregarnos alrededor de este libro”. En su ensayo, Aguirre asegura que Urtecho “no pertenece a la corriente poética nicaragüense objetivista, coloquialista llamada exteriorismo. Más bien pertenece a la contracorriente”.

Los amigos recordaron varios aspectos de la personalidad y trayectoria de Urtecho: su amabilidad, su rivalidad con Juan Chow, sus gustos por el rock psicodélico y progresivo (Iván comentó que escuchaba a Pink Floyd y King Crimson). Aunque los jóvenes de sus tiempos calificaron su trabajo de “melodramático y a la antigua”, la investigación hecha por Dagoberto y que se manifiesta en el ensayo Álvaro Urtecho o la Tumba y la Palabra revela datos sobre el legado estético del romanticismo de Urtecho y su repercusión en los jóvenes intelectuales.

Durante el conversatorio había comentarios por parte de los amigos presentes en el público e incluso un par de personas recitaron sus poemas.

“Tras casi un año de investigación, intento descifrar los puntos más sobresalientes de su vida”. Dagoberto habló sobre el contraste absoluto de su poesía, romántica y sutil, con lo que predominaba en la época que le tocó vivir. Dijo que Urtecho “escarbaba morbosamente sobre sí mismo”, de que la niñez era su paraíso recobrado y que todo contacto con la mujer era para él como un “volver a la madre”. Dijo que la crítica social se encuentra “muy encriptada” en sus versos.

Aunque hubiese sido mejor que el video de Álvaro Urtecho recitando sus poemas fuese lo primero antes del conversatorio, que los ensayistas comentaran más que leyeran, y que los comentarios en contra de los jóvenes y aún poco reconocidos nuevos autores de parte de Dagoberto fueron sobras de mal gusto —es bien fácil crecerse cuando se preside una mesa y además se es el más chavalo— el evento transcurrió amenamente entre recuerdos del buen amigo y poeta que fue Álvaro Urtecho.

“Es la poesía de un filósofo”, enfatizó Uriarte.

Descubriendo la red ante los ojos

El escritor Francisco Larios presentó su nuevo poemario bilingüe acompañado por la poeta Blanca Castellón y con un intermedio musical de Katia y Nina Cardenal.

* Por Solange E. Saballos

Foto y videos del evento por: Palmereando

“La poesía puede dar la oportunidad no sólo de disfrutar la belleza sino de meditar sobre el misterio enorme que es la vida”, dijo Larios en el video promocional donde insta al púbico para que asista a la presentación de su más reciente poemario.

La red ante los ojos/The net insight de Francisco Larios fue presentada el jueves 7 de mayo en el Centro Cultural Pablo Antonio Cuadra.

Francisco Larios es un escritor radicado en Miami, Estados Unidos. Trabaja como catedrático y consultor de economía. La red ante los ojos es su tercera publicación, le antecedieron Cada sol repetido (Anamá ediciones, 2010) y Astronomía de un sueño (Barcelona, 2013).

La tarde de la presentación la sala del centro PAC se encontraba con un considerable número de personas a la expectativa. Antes de dar inicio al acto de presentación, Blanca Castellón decidió darle un tiempo de espera a las músicos Katia y Nina Cardenal, imprescindibles para el intermedio musical. Ya con la música asegurada por su llegada, Blanca sacó cuatro folios de comentarios sobre la obra del poeta, y leía y leía… “No se aburran, ya voy a terminar”, le dijo entre risas al público.

Le siguió el intermedio musical. La destreza de Nina Cardenal en la guitarra no pasó desapercibida: en cada canción que interpretaron, su concentración y habilidad para dominar su instrumento capturaba y mantenía la atención en sus dedos.

Después le tocó recitar al poeta:

El poemario consta de una selección de veintiocho poemas en una edición bilingüe. Conforma parte de la serie Cornisa de Editorial Rascacielos. Fue presentado previamente en universidades, colegios y librerías en la capital de Ecuador, la ciudad de Quito.

El evento transcurrió a la manera usual en que se desarrollan las presentaciones de un libro: comentarios de un colega invitado, uno que otro intermedio musical o teatral, el escritor recitando un pasaje de la obra y algún intento de vincular al público con lo expuesto. La solemnidad del protocolo no puede faltar.

Sin embargo, no dejaban de acudir a mi mente propuestas multidisciplinarias como Los amigos de Monet, con quienes Blanca Castellón recitó el pasado febrero durante las actividades del Festival Internacional de Poesía de Granada acompañados por Garcín; o Noche de Letras, evento en donde varios poetas pasan a recitar mientras Nemi Pipali toca en vivo.

La mejor manera de que el público no se aburra es hacer de estas importantes ocasiones un espacio interactivo, no sólo escuchar educada y silenciosamente, sino también que sepan deslumbrar e integrar al público a través de los ánimos, del gozo y algarabía que los esfuerzos sumados entre artistas saben procurar a la noche.

¿Se imaginan cómo sería una fusión entre las melodías y voces, a modo de coro, de Katia y Nina Cardenal mientras el poeta Larios declamara sus versos predilectos?

 

 

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: